Hacer pan, una rutina en la casa de una madre de día

El hogar de madre de día “Vaivén” se puede vivir plenamente con todos los sentidos. El calor de hogar se siente cuando, al abrir la puerta, te inunda el aroma del pan recién hecho. Es una actividad que se puede realizar durante todo el año, pero a mí me gusta sobre todo en invierno, cuando el calorcito del horno te invita a quedarte en casa, disfrutando de la vida familiar.

Amasar el pan es una de las DSC_0176actividades que más disfrutan los niños. No es de extrañar, ya que es un gran estímulo para los sentidos, desde el mismo momento en que introduces las manos en un bol colmado de harina. Esta sencilla y milenaria actividad humana es un ejercicio que los niños están deseosos de imitar y vivenciar, y para mí también es un gran disfrute poder vivirlo con ellos.

La preparación de los ingredientes para el amasado puede convertirse en un precioso ritual. Primero preparamos la harina con la sal y la levadura, después añadimos el agua y listo para amasar: por supuesto, esta es la parte más divertida! Además de la harina, el agua y la levadura, nos gusta condimentarlo también con algunas semillas de lino, de sésamo…. Y con un poquito de comino que a los niños les encanta machacar en el mortero.

DSC_0158

Por otro lado, el gran atractivo de esta actividad es que después del horneado…..ya está listo para comer!!!! El pan y los cereales en general son la base de nuestra dieta, y todos los que somos padres sabemos lo que le gusta el pan a nuestros hijos!!! Para ellos es algo verdaderamente especial poder degustar el pan amasado con sus propias manos.

Hacer pan no es tan solo una práctica de gran belleza, que se concreta en la degustación de un plato saludable, sino que se puede convertir en una rutina que los niños esperan con entusiasmo y emoción (las rutinas de una madre de día son bastante diferentes a las de una guardería). Además supone DSC_0184una muy buena oportunidad de desarrollar aptitudes tales como: la capacidad de espera, el trabajo manual con una utilidad y fin determinado y la participación en las tareas propias del hogar.

Si buscas una alternativa a las guarderías ven a visitarnos. En casa amasamos pan por lo menos una vez a la semana y después lo tomamos para almorzar o merendar, acompañado de un chorrito de aceite de oliva, tomate picado o crema de zanahoria.

Gustáis?

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s